lunes, 9 de enero de 2017

Yemen, la guerra silenciada

19309681_303
Fuente: www.dw.com
La entrada se ha publicado anteriormente en mi nuevo blog De Historiahttps://sobrehistoria.es/  
Mientras que los desastres que padece Alepo inundan los medios de comunicación –con una evidente intención propagandística contra el gobierno sirio de Al-Assad y sus aliados ruso e iraní– otros conflictos, no menos crueles, parecen olvidados o inexistentes. Una de esas guerras es la que tiene lugar en Yemen.

Antecedentes del conflicto actual.

El actual Estado de Yemen surgió en 1990 tras la unificación de la República Árabe de Yemen (Yemen del Norte), inclinada a Occidente, y la República Popular Democrática de Yemen (Yemen del Sur), de orientación comunista. La convivencia entre ambos territorios no había sido fácil, estando surcada por sucesivas guerras –1972, 1979 y, ya unidos, en 1994–.
yemen_divided_1967_1990
Además la unificación coincidió con una dura crisis económica provocada por el cese repentino de las ayudas externas (de la URSS, de Irak y de los países del Golfo) y la pérdida de las remesas de los inmigrantes al ser estos expulsados de Arabia Saudí y de otros países del Golfo como represalia por el apoyo yemení a Irak tras la invasión de Kuwait. A estos problemas hay que sumar los siempre latentes deseos de secesión de los habitantes del sur. Por todo ello el país siembre ha vivido en un estado de latente inestabilidad.
En 2011 volvieron a surgir protestas y revueltas callejeras –en el marco de las denominadas “primaveras árabes”– dirigidas contra el gobierno de Abdulá Saleh, que ejercía un poder dictatorial desde 1990. El enfrentamiento se solucionó mediante un acuerdo que implicaba diversas reformas: gobierno de Reconciliación, celebración de elecciones presidenciales, modificación de la Constitución, etc.; estas reformas se marcaron el año 2014 como límite. En enero de 2012 Saleh abandonó el país siendo nombrado Al-Hadi como nuevo presidente.
A estos dos bandos hay que añadir la actuación de la organización Al-Qaeda (AQPA), con importante presencia en el sur del país, y más recientemente del Daesh.
La interrelación entre conflictos políticos e identidades religiosas también contribuye a dificultar cualquier entendimiento. Los huzíes son de obediencia chií (zaidíes) mientras que la mayor parte de la población es suní. La influencia de Arabia Saudí ha acrecentado la expansión del salafismo (suní), no bien vista por las tribus huzíes.

Desarrollo de la guerra civil.

La actual guerra civil surgió en 2014, cuando las presiones del Banco Mundial obligaron a eliminar los subsidios al combustible, vital para la agricultura y el transporte, principales actividades económicas. Las protestas populares se extendieron por todo  el territorio, al tiempo que los huzíes tomaron el control de Saná, la capital del país, sin apenas oposición.
El enfrentamiento se frenó mediante un acuerdo que permitió a Al-Hadi seguir en el poder pero otorgó a los huzíes el control de facto de diversas esferas del Estado. Las disensiones entre el gobierno y los huzíes hicieron que Al-Hadi dimitiera a principios de 2015, huyendo después a Adén, su ciudad natal, desde donde se negó a reconocer al gobierno revolucionario que habían creado los huzíes. Desde entonces Yemen posee dos gobiernos enfrentados: el de los huzíes en Saná y el de Al Hadi en Adén.
Se inició así otra guerra civil que volvió a enfrentar a los huzíes ahora aliados con las fuerzas leales al ex-presidente Ali Abdullah Saleh –que tienen sus principales feudos en el norte– contra las fuerzas leales al presidente Al-Hadi. Los huzíes avanzaron desde Saná hacia Adén provocando la huida de Al-Hadi al extranjero y su demanda de ayuda a otros países árabes.
yemen_houthi_insurgency_2015
En respuesta a esa demanda se produjo una intervención militar internacional a favor del gobierno de Al-Hadi. Esta campaña militar fue promovida por Arabia Saudita y seguida por varios países: Marruecos, Egipto, Kuwait, Jordania, Qatar, Sudán, Emiratos Árabes Unidos, etc. Ha tenido además el apoyo logístico y político de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y la Liga Árabe. También es evidente la participación de numerosos mercenarios de diversos países.
La acción de Arabia Saudí iba destinada a frenar el avance de los huzíes mediante intensos bombardeos aéreos y un bloqueo naval pero, más que logros militares aparentes, ha provocado un aumento de las penurias y del hambre en la población civil. Por su parte el gobierno revolucionario de los huzíes ha sido respaldado principalmente por Irán.
8309cecc-fb8b-4454-a454-8f2c691da11f
Fuente: Al Arabiya

Conclusiones.

Los problemas humanitarios, como en cualquier guerra, desvelan la crueldad del conflicto. Mientras la atención internacional está puesta en Alepo, las matanzas que suceden en Yemen tienen pocas repercusiones, probablemente porque los que las cometen son aliados de los países occidentales.
Según cálculos aproximados unos 12.000 yemeníes han muerto por la guerra, muchos de ellos civiles víctimas de los bombardeos aéreos, mientras que más de tres millones de personas se han convertido en refugiados al tener que abandonar sus hogares.
Las causas de la guerra son eminentemente internas, sobre todo en un principio: el largo historial de conflictos entre las regiones del norte y del sur del país, el profundo tribalismo que aún subsiste, los rencores entre los líderes de las principales facciones, las divisiones religiosas, etc.
Pero también es cierto que la prolongación del conflicto se debe a que Yemen se ha convertido en otro peón interpuesto entre las rivalidades regionales de Arabia Saudita por un lado e Irán por otro. Y detrás de ellos están las grandes potencias: Estados Unidos apoyando a Arabia Saudí –aunque cada vez más crítico con ella por sus desmanes y sus pocos esfuerzos por solucionar políticamente el conflicto– y Rusia respaldando políticamente a Irán.
Por todas estas causas podemos calificar a Yemen como Estado fallido, al menos actualmente. No existe un gobierno que controle el territorio nacional y el país se halla dividido en multitud de regiones semiautónomas, constituidas sobre el tribalismo existente; el independentismo ha crecido en el sur y, por último, la presencia de Al Qaeda y del Daesh en la zona es otro elemento perturbador que se suma a la cruenta guerra civil.
People inspect damage at a house after it was destroyed by an air strike in Yemen's capital Sanaa, February 25, 2016. REUTERS/Mohamed al-Sayaghi
People inspect damage at a house after it was destroyed by an air strike in Yemen's capital Sanaa, February 25, 2016. REUTERS/Mohamed al-Sayaghi

Bibliografía.

Alley, A. L. (2016). La trágica guerra de Yemen. Política Exterior, 170. Retrieved from http://www.politicaexterior.com/articulos/politica-exterior/la-tragica-guerra-de-yemen/
Barbieri, E., & Matray, M. (2015). Yémen. Vers un échec du modèle yémenite de transition négociée. Diploweb.com La revue géopolitique. Retrieved from http://www.diploweb.com/Yemen-Vers-un-echec-du-modele.html
Bonnefoy, L. (2016). Au Yémen, une année de guerre pour rien. Le Monde Diplomatique. Retrieved from http://www.monde-diplomatique.fr/2016/03/BONNEFOY/54923
Carapico, S. (2015). Dimensiones geopolíticas de la guerra en Yemen. Afkar/Ideas, 46.
Gourdin, P. (2011). Le Yémen en crise. Essai d'analyse géopolitique. Diploweb.com La revue géopolitique. Retrieved from http://www.diploweb.com/Le-Yemen-en-crise-Essai-d-analyse.html
Guerra Civil de Yemen (2015-presente). (s.f.). Wikipedia. Recuperado el: 03/01/2017 de  https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_civil_de_Yemen_(2015-presente)
Veiga, F. (2014). Yemen: la clave olvidada del mundo árabe. Madrid: Alianza Editorial.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

La Guerra Fría en América Latina: la Operación Cóndor.


La entrada se ha publicado anteriormente en mi nuevo blog De Historiahttps://sobrehistoria.es/  

miembros-juntas-militares-argentinas
Miembros de la Junta Militar argentina. Fuente: Infonews
La operación Cóndor fue un sistema de coordinación represiva que crearon algunos países latinoamericanos –Argentina, Brasil, Paraguay, Chile, Uruguay y Bolivia–  con la finalidad de capturar o eliminar a cualquier opositor a los regímenes dictatoriales imperantes en esos países. Esporádicamente también participaron en él Ecuador, Colombia, Perú y Venezuela. Por ello se puede afirmar que, con diferentes intensidades, el Plan Cóndor se aplicó en toda América del Sur. Incluso en Centroamérica actuaron escuadrones de la muerte argentinos, chilenos, etc.
operacion_condor_mapa
Fuente: Wikipedia.
El plan fue ideado en Santiago de Chile, en una reunión celebrada el 25 de noviembre de 1975 entre los distintos servicios de inteligencia de los países citados y que tuvo a Manuel Contreras (jefe de los servicios de inteligencia chilenos: la DINA) como anfitrión. Se mantuvo vigente durante las décadas de 1970 y 1980.
Para su realización fue imprescindible la ayuda de Estados Unidos. El gobierno norteamericano no podía emplear la intervención militar directa porque su opinión pública estaba en contra y porque el fracaso en Vietnam era evidente. Por ello optó por la intervención en un segundo plano mediante acciones de guerra sucia y el empleo de la CIA. Para impedir la infiltración comunista se movilizaron grandes sumas de dinero y los instrumentos de formación –humana y tecnológica– necesarios para una estrategia de eliminación del enemigo.
El contexto latinoamericano era propicio para la organización de estos planes pues abundaban los regímenes dictatoriales más o menos sanguinarios; en este período todos los países de Sudamérica, menos Venezuela y Colombia, tuvieron dictaduras en algún momento.
operacion_condor_-_wikipedia__la_enciclopedia_libre
Dictaduras durante el período de la Operación Cóndor. Reformado de Wikipedia
Entre finales de los años sesenta y principios de los setenta fueron apareciendo en América Latina gobiernos que priorizaban el desarrollo nacional frente a los intereses de las multinacionales y la injerencia política estadounidense –como, por ejemplo, el gobierno de Salvador Allende en Chile–. Estos gobiernos, aunque no fueran socialistas, alarmaron a Estados Unidos y a las oligarquías nacionales que los interpretaron como infiltraciones comunistas.
Paralelamente, la influencia del modelo cubano de revolución –el asalto violento al poder– fue ganando adeptos entre las fuerzas izquierdistas, de donde surgieron grupos guerrilleros que tenían como objetivo la toma violenta del poder. Los grupos más relevantes fueron:
  • MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria). Actúo en Perú y su ideología era marxista-leninista.
  • Tupamaros. Grupo guerrillero uruguayo formado por militantes de izquierda con diversos orígenes ideológicos. Su ideología se basaba en un marxismo no ortodoxo.
  • Montoneros. Organización guerrillera argentina surgida de la izquierda peronista.
  • PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores). Partido comunista argentino que desarrolló la lucha armada entre los años sesenta y setenta bajo el nombre de Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP)
Al mismo tiempo, Latinoamérica conoció un auge de los movimientos golpistas de carácter militar , especialmente entre 1960 y 1973. Las atemorizadas burguesías latinoamericanas  optaron por respaldar regímenes dictatoriales para mantener su hegemonía. Estas dictaduras estuvieron dirigidas por militares y contaron con el beneplácito de Estados Unidos ya que una de sus principales pretensiones –combatir al comunismo– coincidía plenamente con los objetivos norteamericanos en la región. El otro objetivo principal era mantener intactos los intereses de las respectivas oligarquías.
La tipología de estas dictaduras era diversa. Según A. Paredes podemos distinguir las siguientes variantes:
  • Personales: como la del general Stroessner (1945-89) en Paraguay.
  • Burocrático-desarrollistas: como las de Argentina (1966-70) o Brasil (1964-85).
  • Nacionalistas-reformistas: la del general Torres en Bolivia (1971-78) o la de Velasco Alvarado en Perú (1968-75).
  • Neoliberales-terroristas: la de la Junta Militar en Argentina (1976-83); la de Pinochet en Chile (1973-88) o la iniciada por Juan María Bordaberry en Uruguay (1973-88). Estas dictaduras fueron las creadoras de la operación Cóndor.
El enfrentamiento entre estos dos bloques –oligarquías y dictaduras por un lado y movimientos guerrilleros por otro– reproducía el conflicto esencial de la guerra fría: la oposición del bloque capitalista con el bloque comunista. A ello cabe sumar la posición de Estados Unidos dispuesto a contener cualquier contestación a su poder hegemónico en el continente americano.
El elemento principal de la aplicación de la operación Cóndor era la colaboración y la coordinación de los gobiernos dictatoriales para la persecución y eliminación de los opositores políticos, especialmente de la izquierda. Las fuerzas policiales o de inteligencia podían actuar en cualquier país que colaborase en la operación. Sus actuaciones se extendieron a Europa –asesinatos en España, Italia, Francia,..– y a los Estados Unidos.
Una de las formas despiadadas de asesinato que se utilizó en esta operación fue la denominada “vuelos de la muerte”. Fue utilizada ampliamente por la dictadura argentina entre 1976 y 1983, y consistía en embarcar en aviones a detenidos o secuestrados para luego arrojarlos vivos al Atlántico. Desaparecían así sin dejar ningún rastro.
El resultado de estas acciones –secuestros, asesinatos, desapariciones, detenciones,…– fue el desencadenamiento de una gigantesca ola represiva que desangró a prácticamente todo el continente. El descubrimiento de los conocidos como Archivos del Terror –archivos hallados en Paraguay por Martín Almeda que contienen unas 700.000 páginas de información sobre esta operación– permitieron aproximar las cifras de víctimas: unos 50.000 asesinados, 30.000 desaparecidos y unos 400.000 presos.
escuela_de_mecanica_de_la_armada_esma_-_detention_and_torture_center_-_buenos_aires_-_argentina_-_03
Escuela de Mecánica de la Armada. Uno de los centros de tortura de la dictadura argentina. Fuente: Wikipedia
Ya en la primera década del siglo XXI, algunos países –Argentina, Italia–, iniciaron procedimientos para juzgar a los participantes en esta operación, acusándolos de delitos de lesa humanidad.
BIBLIOGRAFÍA.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Los derechos humanos

human-rights-1898843_960_720

La entrada puede encontrase también en mi nuevo blog De Historiahttps://sobrehistoria.es/  


El día 10 de diciembre de 1948 las Naciones Unidas aprobaban la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Este documento [puede leerse en este enlace:  Declaración Universal de Derechos Humanos] recogía los treinta derechos que en aquel momento se consideraban fundamentales e inalienables. El desarrollo y la aplicación de una legislación internacional que protegiera estos derechos se plasmaría después en los llamados Pactos Internacionales de Derechos Humanos (1966):
  • Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
  • Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.
Las barbaries, abusos y asesinatos masivos cometidos durante la Segunda Guerra Mundial mostraron la necesidad de establecer unas pautas y mecanismos que protegiesen a todas las poblaciones de los maltratos cometidos contra ellas, y no solamente en tiempos de guerra. De esa conciencia, nacida también de los crímenes cometidos por el nazismo y el estalinismo, surgió la iniciativa de establecer una carta de derechos humanos que fuese respetada por todos.
Aunque el texto surge en esta coyuntura, la idea de reconocer derechos a todas las personas  es bastante anterior. Los antecedentes históricos se remontan al siglo XVIII. Fue la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano que se publicó el 26 de agosto de 1789, en el contexto del inicio de la Revolución Francesa, el primer texto que recogió explícitamente tales derechos. El documento solamente hacía referencia a los hombres, dejando de lado a las mujeres y a los esclavos; un texto equivalente para las mujeres –la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana– se publicó en 1791.
Entrado el siglo XIX, la difusión y el triunfo del liberalismo propició la aplicación de diversos derechos  en las constituciones que articularon la vida política de los nuevos regímenes liberales . Estos documentos recogían, con mayor o menor extensión, los derechos individuales que debían ser respetados en los respectivos territorios nacionales. No obstante, se estaba lejos de la idea de establecer unos derechos con validez universal, aunque la concepción filosófica y jurídica del derecho natural ya mantenía la existencia de unos derechos del hombre inherentes a la naturaleza humana y, por tanto, universales.
Los terribles efectos de las dos guerras mundiales ocurridas en el siglo XX impulsaron la necesidad de establecer algún elemento de protección jurídica a todos los hombres por igual. Esa es la idea que desarrolló la ONU en 1948.
Estos principios se han convertido en símbolos universales de justicia, igualdad y libertad. Su aplicación trasciende culturas, razas y tradiciones, y se vincula con el fomento de regímenes democráticos. Por todo ello su legitimidad y prestigio como referente moral y legal ha ido creciendo.
A pesar de todo lo que hemos afirmado, esta declaración no ha podido evitar guerras de crueldad desmesurada –Siria, Iraq, Yemen, …–, tratos inhumanos a los refugiados, la permanencia de la tortura y los malos tratos como realidades habituales en numerosos países, etc. [Ver mapa]. Queda, por tanto, un largo camino por recorrer pero entre las sombras podemos observar la luz del faro que hemos de seguir para alcanzar el objetivo de su cumplimiento universal.
ddhh-mapa1
El mapa sombrío de los Derechos Humanos. EL PAÍS, 10/12/2016
Bibliografía.
Ball, O. y Gready, P. (2007). Los derechos humanos. Barcelona: Fundación Intermón-Oxfam.
EL País (10/12/2016). El mapa sombrío de los derechos humanos hoy. El País.
Llopis, C. (Coord.) (2001). Los derechos humanos. Educar para una nueva ciudadanía. Madrid: Narcea.
Ministerio de Asuntos Exteriores de España (2016). Derechos humanos en el mundo. Recuperado de: Ministerio de Asuntos Exteriores

sábado, 10 de diciembre de 2016

Podcast e historia: una nueva pareja.

La entrada puede encontrase también en mi nuevo blog De Historiahttps://sobrehistoria.es/  

captura-de-pantalla-2016-12-08-a-las-10-19-44
Página web de SER Historia
La investigación y la enseñanza de la historia han ido evolucionando a la par que los cambios tecnológicos. Resulta difícil, hoy en día, plantearse cualquiera de estas dos actividades sin el recurso a internet o a diversos programas de software, desaprovechando todas las posibilidades que estas opciones ofrecen.
Los podcast forman parte de la denominada web 2.0, en creciente expansión por el uso imparable de internet, de los móviles inteligentes (o smartphones) y de las tablets. Su empleo como medio de divulgación en bastantes universidades se vincula con el aprendizaje informal pero también es un elemento importante en las modalidades online de enseñanza.
Una de estas posibilidades, de las menos conocidas, pero con una gran potencialidad sobre todo en los planteamientos divulgativos de nuestra ciencia es el uso de los podcast de temática histórica. Hoy en día disponemos de un buen número de emisoras de radio que ofrecen programas dedicados a los temas históricos aunque con perspectivas diversas, aspecto este que enriquece su utilización.
En nuestra entrada vamos a dejar de lado los podcast vinculados a instituciones educativas –como la UNED o la Universitat Oberta de Catalunya–, aunque los referenciaremos al final, para centrarnos en la difusión de programas de radio procedentes de emisoras públicas o privadas de España.
No obstante, también creemos conveniente realizar una mención el proyecto Escuela del Saber que ofrece cursos completos de historia utilizando podcasts, aunque no son gratuitos. Con una orientación semejante podemos destacar iTunes Universidad, plataforma que acoge una gran cantidad de podcast y grabaciones audiovisuales, tanto gratuitas como de pago, organizados en cursos y elaborados por universidades de todo el mundo.
captura-de-pantalla-2016-12-08-a-las-10-43-45
Página web de La historia de cada día. RNE.
Volviendo a nuestro centro de atención –los programas de radio que tienen a la historia como protagonista y permiten oír o descargar podcast–, vamos a presentar aquellos que consideramos más interesantes, sin que el orden prejuzgue nada.
  • SER Historia. Programa de la cadena SER dirigido por Nacho Ares y que se emite a horas intempestivas –madrugada del sábado al domingo–. Menos mal que disponemos de sus podcast. El programa abarca todos los períodos de la historia y trata todos los temas, tanto españoles como internacionales. A menudo presta atención a las efemérides: muerte de Fidel Castro, día de la Constitución de 1978, etc. Web: http://cadenaser.com/programa/ser_historia/  
  • Ágora Historia. Programa de Capital Radio dirigido por David Benito. Presta atención también a temas muy diversos y de distintas épocas. Por ejemplo, la última emisión en podcast, la número 169, estuvo dedicada a El Ángel de Budapest, El origen de Roma y la Guerra de las Alpujarras. Web: http://agorahistoria.com/agora-historia-169-angel-budapest-alpujarras-pignoraimperii/
  • La historia de cada día. Programa de RNE 1 que se emite las mañanas de sábados y domingos, y que está dirigido por Carlos Guerrero. Sus temas son también variados y de épocas diversas, aunque presta atención a efemérides y a la publicación de obras historiográficas, cuyo comentario es la base del programa. El último podcast se dedicó a comentar una reciente publicación sobre la guerra civil española. Web: http://www.rtve.es/alacarta/audios/la-historia-de-cada-dia/
  • La rosa de los vientos. Programa de Onda Cero dirigido por Bruno Cardeñosa y Silvia Casasola. Sus contendidos son muy variados, aunque a veces borden la ciencia-ficción y el esoterismo. Otras veces plantean temas con cariz mucho más científico. Web: http://www.ondacero.es/programas/la-rosa-de-los-vientos/
  • Documentos RNE. Programa de RNE de carácter monográfico en el que se analiza un tema de manera profunda. Está dirigido por Miguel A. Coleto. La temática es variada pero muy a menudo se centra en cuestiones históricas o culturales, por ejemplo: Las Brigadas Internacionales, la muerte de Fidel Castro, Manuel de Falla o la homosexualidad durante el franquismo. Web: http://www.rtve.es/alacarta/audios/documentos-rne/
  • La historia del mundo. Programa de Caracol Radio realizado en Colombia y orientado a la historia de los países latinoamericanos. Dirigido por Diana Uribe presta atención tanto a temas propiamente históricos como a temas culturales de Argentina, Perú o Chile. Los últimos programas tratan de aspectos de la historia argentina –la guerra de las Malvinas, el retorno de la democracia o la personalidad de Julio Cortázar–. Web: http://caracol.com.co/programa/la_historia_del_mundo/
  • Países en conflicto. Programa de RNE 5 dedicado monográficamente al tratamiento de conflictos, crisis humanitarias o problemas actuales. Lo dirige la periodista Cristina Sánchez. Entre los últimos temas tratados están: la guerra de Yemen, la cuestión de las niñas esposas o el conflicto de Alepo. Web: http://www.rtve.es/alacarta/audios/paises-en-conflicto/ 
Página web de Países en conflicto. RNE5
Página web de Países en conflicto. RNE5
BIBLIOGRAFÍA.
Bernard, Estela (Coord.) (2014). La historia contada a través de los medios de comunicación. Madrid: Visión Libros.
Rivas, Lizmar (2016). Podcast educativo. Recuperado de https://podcastedu.wordpress.com/
Solís Sánchez, D. (2010). Podcasting fácil para profesores y alumnos. Grupo Cultural Argón. México. Recuperado de: https://comunicacionysociedadprepa.files.wordpress.com/2012/10/podcasting-fc3a1cil-para-docentes-y-alumnos-david-solc3ads-sc3a1nchez.pdf
Portal de la UNED en RTVE: http://www.rtve.es/uned/radio/

viernes, 25 de noviembre de 2016

Globalización: comercio y acuerdos internacionales

bill_of_rights_institute
Nota: esta entrada también se ha publicado en mi nuevo blog: sobrehistoria.es  
Una de las características que definen las sociedades actuales es la globalización. Un fenómeno económico pero también político, social y cultural que comenzó a expandirse a partir de la década de los noventa del pasado siglo y a consolidarse ya entrado el siglo XXI Imagen 1].
captura-de-pantalla-2016-11-24-a-las-20-01-47
1. Creación de Tratados Comerciales Regionales
Uno de los pilares económicos de la globalización es el crecimiento de las relaciones comerciales internacionales. Estas relaciones se sustentan en dos procesos paralelos: la integración económica de diversas regiones mundiales y el aumento de poder de los organismos internacionales encargados de regularlas, básicamente el FMI y la OMC.
La integración económica regional es un proceso iniciado en la segunda mitad del siglo XX y, del cual, la actual Unión Europea fue pionera. Es verdad que las causas de la creación de este espacio económico fueron distintas de otros procesos con idénticos objetivos, pues en Europa la intención primordial fue evitar la repetición de otra guerra a través de la unión económica de países tanto tiempo enemigos.
¿En qué consiste esta integración económica? Normalmente se trata de un proceso mediante el cual dos o más países van eliminando entre ellos las distintas barreras económicas que pudieran tener: aduanas, reglamentaciones, etc. Pero la integración puede llegar también a ser más profunda, estableciendo políticas conjuntas sobre aspectos muy variados -consumo, legislación laboral o social, presupuestos, etc.-. Por tanto existen diversas modalidades de integración.
Las áreas de libre comercio consisten  simplemente en la supresión de obstáculos arancelarios o reglamentarios entre dos o más países para facilitar el flujo de intercambios comerciales. Ejemplos de este tipo de asociación serían la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC o EFTA, por sus siglas en inglés), el Mercado Común del Sur o Mercosur, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA en sus siglas en inglés) o la Comunidad Andina de Naciones (CAN) son ejemplos de áreas de libre comercio.
  • El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA en inglés) es un tratado regional que afecta a los tres países de Norteamérica -México, Estados Unidos y Canadá- y que fue firmado en 1992. Su objetivo es eliminar todas las barreras aduaneras entre los tres países.
  • La EFTA es un tratado que ha ido perdiendo importancia a medida que sus miembros se han ido adhiriendo a la UE. Actualmente solo la forman Suiza, Liechtenstein, Islandia y Noruega.
  • Mercosur es un proyecto de integración circunscrito a América Latina. Creado en 1991 por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay a las que posteriormente se sumó Venezuela (2006) mientras que Bolivia está en proceso de adhesión. Es una área con gran potencial.
  • La Comunidad Andina de Naciones aúna a cuatro países latinoamericanos situados en el marco andino: Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia. Aunque se reconfiguró en 1996, sus antecedentes se remontan a 1969. Es un espacio de libre comercio que busca también ampliar la integración: instituciones comunes, libre circulación de personas, etc.
Las uniones aduaneras son asociaciones de países que además de crear áreas de libre comercio establecen un arancel común frente a terceros. Ejemplos de esta tipología podrían ser la Comunidad Económica Europea en sus fases anteriores a la creación de la Unión o el mismo Mercosur.
La unión económica. Esta forma de asociación significa un mayor grado de integración ya que, además de las políticas comerciales, procura armonizar las políticas económicas de los países miembros así como ampliar el derecho de libre circulación. El mejor ejemplo es el de la Unión Europea que ha llegado a introducir incluso una moneda única.
Aparte de las áreas de integración ya mencionadas existen otras, algunas de ellas particularmente importantes. A continuación vamos a desglosar por continentes las más significativas:
  • EuropaDebemos mencionar el Acuerdo Centroeuropeo de Libre Cambio que actualmente agrupa en exclusiva a los países surgidos de la desmembración de la antigua Yugoslavia, excepto Croacia, y Moldavia. Es factible que conforme estos países vayan acercándose a la UE el tratado pierda vigencia. 
  • África.
    • Acuerdo de Agadir o Tratado de Libre Comercio del Mediterráneo Árabe. Constituye un intento, surgido en 2001, de unir a los países musulmanes del norte de África y del Próximo Oriente para la creación de un área de libre comercio. Actualmente lo forman Marruecos, Túnez, Egipto y Jordania. Las dificultades políticas que atraviesa la región impiden su expansión a otros países.
    • La Comunidad Africana Oriental es una unión aduanera pionera pues fue creada en 1967, agrupando actualmente a Kenia, Uganda, Tanzania, Ruanda, Burundi y Sudán del Sur. Este tratado funciona como una unión aduanera que procura el desmantelamiento arancelario entre sus miembros. Busca también la creación de una moneda única.
  • América.
    • Unasur. Es una agrupación formada en 2011 por doce estados sudamericanos: Perú, Chile, Argentina, Ecuador, Venezuela, Surinam, Guyana, Bolivia, Uruguay, Colombia y Brasil. Paraguay fue excluido en 2012 por un golpe de estado. Su intención es trascender los aspectos económicos para lograr un acercamiento político basado en la democracia y los derechos humanos. Dotar a Sudamérica de peso político propio y alejarse de la tutela norteamericana son también sus objetivos.
    • ALBA. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América es un bloque económico y político dirigido al ámbito de Sudamérica y Centroamérica creado originariamente por Cuba y Venezuela en 2004 como contraposición al ALCA que patrocinaba Estados Unidos.
    • Alianza del Pacífico. Es un proyecto de integración regional creado en 2012 por Colombia, Perú, Chile y México. Su finalidad es ensamblar las economías regionales mediante el libre comercio y la creación de algunas instituciones económicas comunes.
    • Unión Aduanera Centroamericana. Acuerdo regional firmado en 2007 por Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica. Sus objetivos pretenden lograr una armonización arancelaria y la libre circulación de bienes.
  • Asia.
    • ASEAN. La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático se fundó en 1967 en el marco de la Guerra Fría. En la actualidad está formada por diez países: Camboya, Birmania, Laos, Vietnam, Brunei, Tailandia, Singapur, Filipinas, Malasia e Indonesia. Su objetivo fundamental es la creación de una zona de libre comercio mediante un progresivo desarme arancelario.
    • Tratado Comercial del Pacífico (TPP). Se trata de un tratado de libre comercio entre varios Estados de la cuenca del Pacífico -Nueva Zelanda, Australia, Singapur, Chile, Brunei, Canadá, Japón, Malasia, México, Perú, Vietnam y Estados Unidos- firmado en 2016.
chapter2_asset_image007b
Principales tratados regionales de unión económica o comercial.
Como se puede observar todos los grandes países, por demografía y peso económico -excepto China, más partidaria de acuerdos bilaterales- se encuentran interrelacionados mediante uno o algunos de los acuerdos citados. Esta proliferación es a la vez causa y consecuencia de la mundialización, conformándose como una de sus características más evidentes.
No obstante, van apareciendo nubarrones en el soleado cielo del libre comercio. El triunfo de Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y el ascenso de fuerzas nacionalistas en Europa que enarbolan un discurso claramente nacionalista y opuesto a cesiones de soberanía y transnacionalismo, hacen presagiar un freno a estas políticas liberalizadoras. De la misma manera, desde la izquierda europea se extiende una creciente oposición a este tipo de tratados -véase las movilizaciones contra el Tratado Trasatlántico de Comercio e Inversión (TTIP por sus siglas en inglés)- a los que acusan de provocar desempleo y descensos salariales con las deslocalizaciones
BIBLIOGRAFÍA.
Anónimo. (s.d.). Integraciones económicas mundiales. Info-Just. Recuperado de: whttp://www.info-just.com/enciclopedia/integraciones_economicas_mundiales.htm
Denis, J. P. (Ed.). (2011). El atlas de las mundializaciones. Valencia: Fundación Mondiplo.
Halimi, S. (2016) Rechazo al libre comercio. Le Monde Diplomatique en español, 247, 1.
Jerez Riesco, José L. (2011). Comercio internacional. Madrid: ESIC Editorial.
Paúl Gutierrez, J. (2016). Integración económica. Expansión. Recuperado de: http://www.expansion.com/diccionario-economico/integracion-economica.html

sábado, 19 de noviembre de 2016

Aproximación al populismo

Fuente: EL PAÍS

La victoria electoral de Trump en Estados Unidos ha servido, entre otras cosas, para poner en la palestra el concepto de populismo. En las tertulias televisivas, en los medios escritos, incluso en análisis más académicos no se duda en calificar al nuevo presidente norteamericano de populista. Pero observamos también que el mismo calificativo se emplea para definir -o acusar- a Podemos, a algunos regímenes políticos de izquierda en Latinoamérica, al Frente Nacional francés o a los grupos xenófobos y nacionalistas que pupulan actualmente por Europa. Es extraño que un mismo concepto sirva para definir situaciones tan variadas.
La utilización política del término, utilizado como forma de desacreditación llena de connotaciones negativas, viene a complicar aún más el uso del concepto. Es cierto que tradicionalmente han predominado los análisis y las definiciones peyorativas del mismo, connotaciones que finalmente han quedado asociadas al término.
Una primera acepción de populismo, de raíz académica, se refiere a aquella ideología que divide la sociedad en dos grupos antagónicos: el pueblo y la élite -los buenos y los malos-. Desde esta dicotomía se enfatiza la soberanía nacional o popular, considerándola como la única fuente de poder capaz de legitimar las actuaciones contra la élite, situada como una parte no integrada en el pueblo. Esta “expulsión” se asemeja a la que hicieron  los revolucionarios franceses de 1789 cuando no consideraron a la nobleza como parte de la nación. Desde esta perspectiva la ideología que fracciona la sociedad puede ser  tanto de izquierdas como de derechas. De hecho, esta división ideológica pasa a un segundo plano siendo la prioridad la división pueblo-oligarquía.
En los momentos actuales y en el marco europeo y norteamericano la élite es identificada como la minoría de dirigentes vinculados a la globalización, a las grandes empresas multinacionales, a los políticos “profesionales”, a los medios de información tradicionales, a los líderes y funcionarios de las instituciones internacionales, etc. Al mismo tiempo, se acusa de populistas a todas las fuerzas políticas que cuestionan total o parcialmente el modelo de democracia liberal o el capitalismo neoliberal..
El historiador argentino Ezequiel Adamovsky en su interesante artículo ¿De qué hablamos cuando hablamos de populismo? expone una breve historia del término y como se ha utilizado históricamente para referirse a realidades muy distintas: bolchevismo, nazismo, macartismo, peronismo, etc. [Ver mapa conceptual]


A partir de los años sesenta y setenta del pasado siglo se fueron concretando algunas características de esta ideología: personalismo, emocionalidad o irracionalidad, unanimismo, etc. En un intento por aclarar el concepto el historiador Ernesto Laclau publicó  una nueva interpretación que venía a incidir más sobre el discurso que sobre la composición política o social de estas fuerzas. Según él era el discurso ideológico y político el que organizaba al pueblo en oposición a las élites dominantes, siendo este el elemento fundamental del populismo, visto como una radicalización de la democracia liberal que busca mayor igualdad. Este uso proporciona al concepto un cariz positivo.
En cualquier caso este término, al convertirse en un arma de desacreditación política, ha perdido su capacidad interpretativa y ha sido vaciado de contenido. No obstante, debemos subrayar algunos matices que aclaran las diferencias entre los populismos de izquierda y los de derecha.
La primera diferencia aparece en la identificación de los problemas y en las políticas que ofrecen para solucionarlos. Así, por ejemplo, para los populistas de derecha uno de los principales problemas es la inmigración mientras que para los populistas de izquierda serían las desigualdades socioeconómicas.
La segunda diferenciación estaría en el mismo concepto de pueblo. Para el populismo de derecha el pueblo vendría definido por la etnia o la religión, para el de izquierda sería la ciudadanía -que incluye a todos los apartados por las élites- el elemento definidor.

BIBLIOGRAFÍA.
      Adamovsky, E. (2015). ¿De qué hablamos cuando hablamos de populismo?. Anfibia. Recuperado de: http://www.revistaanfibia.com/ensayo/de-que-hablamos-cuando-hablamos-de-populismo-2/
      Hermet, G. (2008). Populismo, democracia y buena gobernanza. Barcelona: Ed. El Viejo Topo.
      Laclau, E. (2005). La razón populista. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.
      Pérez Colomé, J. (2016). De Trump a Podemos: qué es exactamente el populismo. EL PAÍS. Recuperado de: http://politica.elpais.com/politica/2016/11/14/actualidad/1479150607_282338.html
      Zanatta, L. (2014). El populismo. Madrid: Ed. Katz.