lunes, 10 de enero de 2011

Un nuevo país en África




En esta semana se está celebrando en la región sur de Sudán un referéndum sobre su posible independencia del norte. Aunque los resultados no se conocerán hasta febrero hay muchas posibilidades de estos sean afirmativos.
Estamos ante un claro ejemplo de que los mapas políticos no son inmutables y de que pueden cambiar por muchas razones (acuerdos, tratados, guerras, escisiones, uniones, etc.). La geopolítica es una ciencia en constante movimiento pero también es importante conocer las causas de dichos procesos y cuáles son los intereses que se mueven detrás de los escenarios.
Sudán fue un estado "diseñado" artificialmente por Gran Bretaña y Egipto durante el proceso de descolonización de los años cincuenta. Se trataba de un vasto país que englobaba dos grupos culturales y étnicos muy distintos y además enemigos tradicionales: el norte, poblado por musulmanes y tenedores tradicionales del poder, y el sur, de población negra y cristiana o animista, con ricos recursos energéticos pero dominados por el norte. Esta diversidad se tradujo en un conflicto casi permanente entre ambas regiones (que ha costado unos dos millones de víctimas) y que se resolvió en 2005 mediante un acuerdo que garantizaba la autonomía del sur y la posterior celebración de un referéndum, que es el que ahora se está realizando.
Para acceder a más información haz click sobre la imagen y podrás leer el artículo del diario EL PAÍS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario